Las aceras

El espacio perdido: el precipicio, los peatones y los ciclistas (Geográficamente incorrecto)

A propósito de esta nueva viñeta de la sección Geográficamente incorrecto me viene a la mente una de las “soluciones” de movilidad más de moda.

La viñeta en cuestión muestra como se genera un precipicio justo al límite de la acLas acerasera para peatones: ese es el espacio perdido. Hemos incorporado el coche de tal manera que todo lo que no es acera es sinónimo de peligro. Incluso los pasos de cebra son simples tableros colgantes de los que hay que confiar en su resistencia… No es ni mucho menos la “ciudad vivible o habitable” de la que hablaba Ray LaHood, en la que “poder llevar a tus hijos al colegio, ir a trabajar, visitar el médico, hacer la compra, salir a cenar y ver una película y jugar con tus niños en el parque sin tener que meterte en un coche”.

Jan Gehl señala 12 criterios esenciales para crear un buen espacio público para el peatón:

1) Protección contra tráfico y accidentes
2) Protección contra crimen y violencia (Vida en la calle, estructura social, identidad, iluminación durante la noche)
3) Protección contra estímulos desagradables (ruido, humo, malos olores, suciedad)
4) La opción de caminar (espacios adecuados para hacerlo, cambios de nivel bien diseñados)
5) La posibilidad de estar de pie (zonas de descanso, apoyos físicos para hacerlo)
6) Infraestructura para sentarse (bancos para descansar)
7) La posibilidad de observar (líneas de visión sin obstáculos, buena iluminación durante la noche)
8) La posibilidad de escuchar y hablar (ruido moderado, distancia entre los bancos)
9) Escenarios para jugar y relajarse (jugar, bailar, música, teatro, discursos improvisados, distintas edades y tipos de personas)
10) Servicios a pequeña escala (señales, mapas, papeleras, buzones)
11) Diseño para disfrutar de elementos climáticos (sol, calor, frío, ventilación, estética)
12) Diseño para generar experiencias positivas (cualidades estéticas, plantas, flores, animales)

En esta viñeta hay un personaje que lo tendría aún más difícil: el ciclista. Díficil enmarcarlo entre coches, difícil acogerlo en ese estrecho paso entre precipicios.
La solución de movilidad que mencionaba al principio tiene precisamente que ver con las bicis. Últimamente están de modas los proyectos de autopistas ciclistas, algo así como carriles bicis elevados y aislados del tráfico rodado. Algo que no es una solución a la movilidad, más bien un simple parche. Por supuesto no es una medida para descongestionarf el tráfico. Aunque al ciclista le pueda dar cierta seguridad alejándole del coche, no es una opción adecuada: le resta comodidad, le aleja de la ciudad, le obliga a dar rodeos…
En definitiva, las vías ciclistas elevadas no son una solución ya que se sacaría a la bicicleta de la ciudad, se crearían infraestructuras de un atractivo visual cuestionable y no se solucionarían los incovenientes de movilidad y tráfico manteniendo los precipicios para el peatón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s