El olor a lluvia

Siempre me ha gustado el olor a lluvia. Aunque en realidad lo que huele no es la lluvia, si no la tierra mojada. ¿O tampoco?

El “olor a lluvia” es realmente el olor de las sustancias aromáticas que se liberan al caer ésta sobre la superfície.

Uno de estos olores es el que desprende la tierra al retener las primeras gotas y lo produce un compuesto orgánico llamado “geosmina” (del griego “aroma de la tierra”), formado principalmente por la bacteria Streptomyces coelicolor (bacteria esencial para la producción de antibióticos).

Como indicador de la presencia de humedad (de agua), muchos animales han desarrollado un fuerte instinto hacia la geosmina (desde los humanos -de ahi que “olamos que va a llover”- a los insectos, pasando por los camellos) y algunas plantas incluso imitan su aroma para atraer polinizadores.

Otro de los causantes es el petricor (del griego “esencia de roca”), un componente químico que forma parte de las rocas y el suelo y que se libera en las primeras lluvias tras la estación seca (de ahí que el “olor a lluvia” se potencie en las primeras lluvias de la temporada tras un periodo de altas temperaturas).

Estos y otros factores (e hipótesis), como el del olor a ozono, son los que explican ese aroma que se genera con la lluvia: el “olor a lluvia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s